Caso social es atendido desde el 2017 por la Municipalidad de San Javier

Don José Lobos Troncoso tiene 87 años, llegó desde San Clemente a San Javier para instalarse en un terreno prestado, desde el 2017 comenzó a ser atendido por el departamento social a raíz de un incendio. Fue incorporado al programa vínculos, cuenta con registro social de hogares. “Dentro de las acciones que ha tomado el municipio, venimos trabajando con él desde el 2017 en adelante y lo conocimos producto de un incendio ya que su “mediagua” se quemó. Él está en un programa de acompañamiento que trabaja con adultos mayores, que es el programa vínculos, que trabaja en varias aristas, una de ellas es la red de apoyo. Por eso hemos trabajado fuertemente con la iglesia evangélica, con Carabineros y también con el departamento de salud, donde tiene todos sus controles al día, y a sido beneficiario de todos los bonos que entrega el programa vínculos”, indicó Soledad Villena, directora de desarrollo comunitario.

Su caso se dio a conocer el pasado fin de semana a través de redes sociales presentándolo como “abandono”, calificación errónea, tomando en cuenta que el adulto mayor cuneta con una red de apoyo que funciona. “Nosotros como municipalidad también nos hacemos parte de este caso que fue publicado en redes sociales y que fue posicionado como situación de total abandono situación que yo digo tajantemente que no es así. Nosotros como municipio hemos estado siempre de la mano con don José, llevamos un trabajo social y a través del departamento de salud permanente, de hecho él tiene todas sus atenciones al día, sus vacunaciones al día y los profesionales del departamento social han estado siempre en constante comunicación con él, otorgándole todas las ayudas asistenciales que están a nuestro alcance.

Además como municipio y buscando una solución definitiva hemos tomado contacto con familiares para ver cuál es el nivel de contacto y cercanía que tiene con ellos, lamentablemente no ha sido muy exitosa esa búsqueda. Por lo tanto ahora vamos a poner una medida de protección a través de tribunales, para que de cierta manera podamos darle una solución definitiva a don José y que el sistema de asistencia social de nuestro país se haga cargo de este caso social muy conocido aquí en san Javier sobre todo para nosotros como Municipalidad”, dijo la administradora municipal y alcaldesa subrogante, Alejandra Bahamondez.

Además voluntarios de la iglesia evangélica “Fuente de vida para las naciones”, se preocupan cada día, de lunes a domingo –desde que comenzó la pandemia- de llevarle su comida, entregarle ropa y asear su casa, porque no quiere salir de ese lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *