“Suelo de Todos”. Bienes Nacionales contra extracción ilegal de áridos

La campaña se basa en tres ejes: la fiscalización por parte de las distintas Seremías de Bienes Nacionales, las denuncias de la ciudadanía a través de la página web bienesnacionales.cl y el trabajo en torno a un proyecto de ley que regulará la extracción de áridos.

 

La extracción ilegal o irregular de áridos en el país es un problema que afecta a todos los chilenos por distintas razones, en primer lugar, porque al retirar áridos sin permiso ni evaluación de los efectos medioambientales, se pueden alterar los cauces de los ríos, provocando inundaciones como las que se han visto en el norte del país. También se pueden socavar construcciones como puentes, con el consiguiente peligro que esto conlleva.

“Tal como hemos dicho en reiteradas oportunidades, no aceptaremos la ocupación ilegal ni irregular en inmuebles fiscales. Por eso, no aceptaremos que el robo de áridos siga proliferando en el país”, dijo tajante el Ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, al lanzar la campaña “Suelo de Todos” que busca poner fin a la extracción ilegal de áridos.

Según un catastro que realizó el ministerio, la superficie total de terrenos que se están ocupando en el país para extraer áridos de forma ilegal alcanza las 1.002 hectáreas, concentrándose el problema en las regiones Metropolitana, Antofagasta y Tarapacá.

 

 

Para el Seremi de Bienes Nacionales Enrique Gómez esta campaña es muy importante afirmando que “queremos que no se siga extrayendo áridos en lugares de bienes nacionales de uso público, sin las autorizaciones correspondientes, ya que hay que solicitarlas en las municipalidades respectivas y además deben pagar un derecho que corresponde de forma que cuando se fiscalice y se sorprenda sin la autorización, nosotros haremos la denuncia respectiva. Es por esto que vamos a seguir fiscalizando intensamente toda la región del Maule y la costa para que esta actividad no continúe.  La campaña “suelo de todos” persigue en definitiva que nunca más estos particulares de manera inescrupulosa se aprovechen y lucren en su beneficio con lo que es un bien de todos los chilenos. También hay que destacar que esta práctica afecta los cauces de aguas y aumenta el riesgo de desastres naturales”.

El cuerpo legal definirá lo que se entiende por áridos, detallando como “el material pétreo, inerte con relación aglomerante, que se emplea en la confección de morteros y hormigones y que se clasifica en arenas y gravas”. Además, ordenará las extracciones, ya que los permisos que se otorguen deberán ser informados a los ministerios de Bienes Nacionales y/o al de Medioambiente.

El proyecto también fija multas de hasta 100 Unidades Tributarias Mensuales, es decir casi 5 millones de pesos, para quienes infrinjan la ley, sin perjuicio de las acciones legales que correspondan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *