Escuela Panguilemo incorpora mirada intercultural para acoger a migrantes

La comunidad educativa participó en jornada de sensibilización junto al Centro de Estudios Migratorios e Interculturales de la UCM.

Como una experiencia completamente recomendable que permite de manera lúdica incorporar la mirada intercultural a los establecimientos, calificó el director de la Escuela Panguilemo, Pablo Correa, lo vivido por su comunidad educativa en la jornada de sensibilización junto al Centro de Estudios Migratorios e Interculturales (CEMIN) de la Universidad Católica del Maule (UCM).

Sobre la instancia desarrollada en dependencias del establecimiento, Correa agregó que “Quisimos ser pioneros en esto. Pudimos constatar que la UCM es quien nos puede entregar las herramientas para poder mediar con la población migrante. Recomiendo plenamente este tipo de instancias a otros establecimientos educacionales. El CEMIN tiene un equipo nutrido y constituido de varios países que aporta a la educación desde una mirada intercultural”, dijo.

La Escuela Panguilemo, relató el director, por su perfil rural todavía se mantiene ajena a temas de violencia escolar o bulling y, por lo mismo, se han generado sólo buenas experiencias en cuanto a la integración de niños de otras nacionalidades, contando actualmente con alumnos provenientes de Argentina y Venezuela entre sus aulas.
En ese sentido, Correa comentó que “Nosotros quisiéramos que los alumnos extranjeros no se fueran de nuestra escuela.

Tuve la oportunidad de recibir a la primera familia venezolana de nuestro sector y nos muestran realidades duras, ellos llegan a Chile no por deseo, sino porque el sistema de su país los obligó a eso. Vienen a buscar nuevas oportunidades y debemos estar abiertos de igual manera que en otros países acogen a nuestros compatriotas”, indicó.

Jornada enriquecedora

Junto con agradecer la invitación de la Escuela Panguilemo, la Dra. Myriam Diaz, directora del Centro de Estudios Migratorios e Interculturales de la UCM, expresó que “Según datos del MINEDUC existen aproximadamente 31.000 estudiantes migrantes en el país, de ese total el 68% se encuentra matriculado en establecimientos de educación básica, el 19% en educación media y el 13 % en educación parvularia. Por esta razón y atendiendo el actual contexto diverso y multcultural, es que se hace necesario que los profesores se capaciten en competencias que les permita adecuar el currículo escolar y atender las necesidades de formación de sus estudiantes, en un enfoque de derechos humanos”, dijo.

Sobre esta positiva experiencia, el director Correa, “Es algo que buscábamos y la UCM luego de una reunión nos visitó. Es valioso, porque vemos que a nivel país estamos recibiendo hartos migrantes y desde nuestra mirada era necesario actualizarnos en la materia para estar preparados y entender el tema desde una perspectiva intercultural”, agregando que “Queremos ampliar nuestro vocabulario en temas de poder recibir y dar una cobertura. Cuando hablamos de educación debemos tener claridad de qué les ofreceremos más que buenas intenciones. Nos interesa perfeccionarnos para erradicar el lenguaje a señas y poder establecer un diálogo con la comunidad migrante”, dijo.

Sobre los esfuerzos realizados por la Escuela Panguilemo en este sentido, su director planteó su inquietud ya que “Nosotros abordamos nuestra historia, pero qué pasa con su historia, creo que queda de lado al igual que sus costumbres, la alimentación y otros temas culturales. Es relevante abordar estas temáticas y ampliar el currículo”, afirmó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *